Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14 agosto 2014

El pasado 29 de julio, la Universidad de Navarra dio lugar para el encuentro del IV Congreso Internacional Jóvenes Investigadores Siglo de Oro (JISO 2014), en el que participaron jóvenes de diversas universidades no solo españolas, sino también a nivel internacional. En el mismo, presenté una comunicación titulada «Manifestación de los códigos matrimoniales de adulterio e incesto en el mundo gitano vistos a través de La gitanilla de Cervantes». En este trabajo, básicamente intento corroborar y comparar la presencia de las leyes canónicas, las civiles y las gitanas con el discurso de la retórica forense legal, con el fin de probar si Cervantes sigue la estructura del caso ficticio para validar o cuestionar los códigos matrimoniales (adulterio e incesto) implantados por el Concilio de Trento (1545-1563).

La gitanilla es la primera novelita que aparece en las Novelas ejemplares de Cervantes. La misma, fue escrita en 1612, pero no fue hasta 1613 que se publicó. En esta novela, podemos encontrar diferentes temas acerca del tratamiento hacia la figura del gitano y sus diversas formas de vida. En ella, se trazan rasgos negativos implantados por la sociedad, pero también algunos positivos. No obstante, en este trabajo me centro en la capacidad de los personajes principales, Preciosa y don Juan, una gitana y un noble que deciden unirse en matrimonio y que a raíz de su deseo de estar juntos, aparecerán en la novela una serie de eventos y circunstancias que develaran al lector un gran secreto.

En torno al tema sobre la validación de las leyes, este se torna ambiguo, ya que Cervantes da el poder de utilizarlas a Preciosa (mujer), cuando históricamente los códigos civiles limitaban la capacidad de la mujer. A fin de cuentas, pude llegar a la conclusión de que los temas representados en la trama sobre los códigos matrimoniales, adulterio e incesto se acercan más a los estatutos tridentinos y de Las Partidas, aunque, hay que reconocer que hay contradicciones y ambigüedades, ya que Cervantes desde un principio da a Preciosa el poder de que sea ella misma quien imponga sus propias leyes,  que son leyes a su gusto, pero siguiendo los patrones de Trento (por ejemplo la virginidad hasta el matrimonio) sin que el personaje se diera cuenta. Cervantes sigue la estructura del caso ficticio, validando las leyes tanto del Concilio de Trento, Las Partidas como las gitanas en cuanto al adulterio, las cuales desaprueban notoriamente dicha transgresión. En cuanto al incesto, aunque la comunidad gitana lo aprueba por vivir entre familias, Trento y Las Partidas no lo validan, ya que es una fuerte transgresión y violación a los sacramentos establecidos por Dios. En su discurso forense legal, en general, Cervantes defiende, de la misma forma en que acusa, las leyes que figuran en este caso ficticio, pero teniendo en cuenta que por encima de todas las cosas, privilegia el matrimonio validándolo en el orden de la Iglesia.

 

IMGP0007

 

 

IMGP0015Francisco Javier González Candela (Universidad de Jaén), Miraida G. Villegas Gerena (GRISO-Universidad de Navarra) y Bladine Daguerre Díez-García (Université de Pau et de Pays de l’Adour, Francia).

 

 

-El trabajo aún no ha sido publicado, pero si le interesa leerlo completo, no dude en escribirme a mvillegas.1@alumni.unav.es

Read Full Post »